Vergüenza Ajena

Posted on

Cuando veo esto siento demasiada vergüenza ajena.

Cada proyecto es especial y único y, a menos que sea un prototipo, está pensando para un lugar en especial, con condiciones definidas por el entorno, la función, las condiciones climáticas, etc. Por lo tanto la traslación del mismo de un contexto a otro, de un uso a otro, no es sólo eclecticismo. ¡Es un capricho!

Frank Lloyd Wright, el arquitecto convocado por Solomon para proyectar el museo en Nueva York en 1959, se inspiró en un zigurat pero invertido, ya que este museo se recorre de arriba hacia abajo.

Cada espiral conforman la circulación y las salas de exposiciones, y además todas balconean hacia una múltiple altura coronada por una cúpula que permite el ingreso de luz cenital. Todo está pensado para el recorrido y la exhibición de arte. ¿Se imaginan esto siendo una terminal? Podés inspirarte, sacar conceptos, re-inventar pero no COPIAR!!!

Busqué un completo trabajo de análisis que hice hace ya unos años atrás y no lo encontré. Ahí explicaba el proyecto mediante gráficos. Les dejo la mejor intervención que me hubiese encantado vivir, Calder en el Guggenheim con sus “Nenúfares rojos” flotando en el zigurat.

Espero que Frank Lloyd pueda descansar en paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s