Mes: septiembre 2010

Leído por ahí 11

Posted on

Liniers va por su segunda entrevista dibujada, esta vez al genio de Alfredo Casero….

Link de la nota + video + fotos

Primer entrevista a Ricardo Darín

Primavera cero

Posted on

La Primavera 2010 llegó con tonalidades grisáceas, lluvia y dejó la ciudad alfombrada de papus*.

Se camina sobre un colchón vegetal que puede resultar perjudical para la salud.

Aclaro: No me caí, ni patiné. Es sólo una observación.

*papus: fruto de los Plátanos que conforman una esfera. (Foto mía del año 2006)

Martes ¿de nada?

Posted on

Martes, día de la primavera. Avisenlé que era su día, porque ni se enteró.

Día gris. Lluvia finita.

Despertarse temprano.

Encontrarse en una esquina.

Ponerle sonrisa a un día gris de martes de nada.

Viajar en transporte interurbano un cúmulo de minutos.

Esperar en una esquina que nos pasen a buscar.

Visitar rápido algunas obras.

Viajar.

Hacer transbordo de una nave a otro colectivo.

Esperar durante 45 minutos ese otro colectivo, que llegó retrasado.

Esperar en el paraje, símil terminal, de un pueblito.

No saber que nos depararían 3 horas de pie, reviendo cosas y casos en una obra.

Explicar.

Convencer.

Resolver.

Volver al paraje, símil terminal.

¿Esperar o aceptar que nos lleven a la ciudad más cercana para tomar un colectivo directo?

Suponiendo que habría más frecuencia en la ciudad, aceptamos retroceder 20 km. Los viajamos de a cuatro en la cabina (simple) de una Ford F 100.

Sentada media torcida y con Lu encima, llegamos tras pasar camiones y camiones a la ciudad.

Esperamos 20 minutos, nos comimos un paquete de palmeritas mezclado con sándwich de jyq y emprendimos el viaje de vuelta.

A la media hora, el colectivo frena. ¿Dónde frena?

¡¡¡¡EN EL PARAJE SÍMIL TERMINAL!!!!

Nos reímos unos cuantos kilómetros de la situación. De no habernos dado cuenta que el colectivo sería el mismo. Nos reímos porque por no querer esperar una hora y media, nos hicimos un viaje a lo “Beverly Ricos” en cambio de sentarnos a tomar un café.

Luego de la risa, vino el relax y la gotera que tenía sobre mi hombro, no me impidió dormir.

Noche gris. Lluvia finita. Relámpagos en el horizonte.

¡Y yo que caratulé a los Martes como Días de Nada!

(No llevábamos ni perro ni sillón, pero sí un tractor cortador de césped y un bolso de viaje)

Al Perro Pé

Posted on Actualizado enn

-“Vení a ver lo que trajo papi”.
Así me dijeron una mañana de sábado de octubre de 1999, tras haberme levantado porque escuchaba la voz de mi hermana diciendo. -“Mami no va a querer”.

Era un pequeño movimiento que asomaba entre las plantas del patio de luz. Como papá lo encontró y al día siguiente De La Rúa asumiría como presidente, Chupete se bautizó. A pesar de que Ramón sonaba fuerte y con ganas.

Enseguida adoptó un comportamiento que lo llevaría luego a debatirse entre perro y persona.

A nadie le apetecía su nombre. La primera en cambiarselo fue la vecina: “Mapuche”. A pesar de responder a cualquier nombre, lo llamamos: Perro, Pé, Perro Pé, Pete, Samaniego, Samal, Chamu, Viti, Peteco, Perruno, Perro Ramón, Perro Caritero, Escribano, entre otros.

Su carácter fuerte hizo que Bernardo lo “agarre”, cansado de su ladridos, por lo tanto su vida fue de la casa a la vereda, prohibido el ingreso al patio. Esto le costó, los juegos con las pelotas de tenis, las arrancadas de mandarinas desde el árbol y las zambullidas a la pileta en el verano. ¡Primer perro que le gustaba tanto el agua!.
Se desesperaba los domingos cuando veía que agarrabamos las botellas de gaseosa retornable para ir de los abuelos a comer. Él también iba. Comía el balanceado de las gatas y después se tomaba el juguito de la ensalada sobrante, además de cuanto pedazo de carne podía ligar.

Dormía a los pies de mi hermano o de mi hermana, abajo de la cama, del lado de mi papá. Quedaba embobado con mirada de enamorado, cada vez que él llegaba. Se sentaba en la silla de la punta, al lado de él y lo miraba comer.

A nosotros, sus hermanos, nos retaba bastante cada vez que llegábamos de Rosario. Nos ponía las patas delanteras sobre las piernas y nos gruñía. A veces, hasta hablaba por teléfono.

Ni hablar de las veces que paseó en auto y en moto. Pero como era bastante histérico, tuvimos que cancelar los paseos porque se movía mucho.

Cada vez que mi hermano tomaba los palitos de batería, él se le ponía en frente para que use su lomo de bombo. Le gustaba que lo franeleen.

Mis códigos con él eran los siguiente: No a la cama. Nos mirábamos fijamente y cuando yo le cerraba los ojos, él hacía lo mismo. También cuando yo formaba un arco con la mano, él venía y metía su cabeza, para luego pasar su cuerpo y ser acariciado. -“Pollerudo”, le decía mi mamá todo el tiempo.

El perro era el que nos despertaba. A la orden de: –“Andá a despertar a …”, él salía corriendo para la habitación y, depende quien era, se subía a la cama o metía el hocico para lograr su orden.

Últimamente, había agarrado la costumbre de pedir la cena a las 19.30 hs, hacía un espamento y un circuito de ladridos entre donde estaba mi papá y la heladera.

Hoy se me vinieron los recuerdos encima cuando mi mamá me dijo: -“Se nos murió el Pé. Lo pisaron ayer, corrí pero no pude hacer más nada. ¡Tantas cosas ya nos pasaron, no nos pongamos mal!”

Y así es como me quedo con el recuerdo del Pé del fin de semana pasado. De los celos que sentía de todos. De su amigo perruno Tomás (el perro de vecino) que se quedaba a comer y a dormir con él. De su cara de dormido, de su lengua asomando cuando dormía, de su olor a limpio y a sucio, de sus quejas, de su voz y de la voz que nosotros le hacíamos. Me quedo con un vacío tremendo y con la sensación horrible de que alguien lo pisó y se fue. Tal vez fue un accidente, tal vez no. Pero esa persona, destruyó a mi familia. Todos volvemos a llorar.

pd. Prima me hizo acordar algo, el Perro era de Lanús. ¡Una bandera para él!

Pregunta 17

Posted on

¿Cuándo entenderán los odontólogos, que la manguera de succión de saliva no funciona nunca?

Respuestas, se leen.

Un miércoles después

Posted on

Las cosas se dan siempre por algo. Así que, recomendaciones de por medio, acá estoy, inaugurando estudio.

Dedicado al que solicitó la entrada. Gracias U_U