Mes: agosto 2011

The Ward, John Carpenter

Posted on

Película prometedora.

La vuelta de un grande del cine de terror luego de 10 años, en los que, como cuenta él, en la entrevista de Los Inrockuptibles (#159 julio 2011), decidió alejarse del cine por la decepción que sintió en 2001 con “Fantasmas de Marte”.

Al principio algunos clishés hacen pensar que es una más.

Alguien que aparece de repente en la oscuridad, caminando por un pasillo.

La tormenta nocturna con su respectivo corte de energía.

Alguien en la ducha…

Pero el suspenso de la historia y la sensación de que se acerca algo hace que se acelere el curso sanguíneo y te mantiene en vilo la hora y 32 minutos que dura.

A la hora 04, tuve que pausar porque no se puede mirar comiendo y 3 minutos más tarde, definitivamente no comas!

No soy crítica de cine, pero me gusta…y mi puntaje para John es un 8.50.

Tal vez en pantalla grande hubiese sido más terrorífica….que se yo…ya ni sé que me asusta y que no.

Leído por ahí 18

Posted on Actualizado enn

El frustrado proyecto de los edificios mellizos

El notable rascacielos del Ministerio de Obras Públicas, de 1936, quedó en medio de la 9 de Julio. Su creador propuso construir otro igual justo enfrente, pero la idea no tuvo apoyo.
Gentileza de Marito

Leído por ahí 17

Posted on Actualizado enn

Obras Inconclusas: La ciudad de los sueños

Hay una ciudad inacabada, sujeta a las pasiones de sus protagonistas y a las arbitrariedades de su propia historia. Inmóviles y radiantes de ausencia, las obras inconclusas o abandonadas nos muestran lo que pudo haber sido.

Nota completa

Leído por ahí 16

Posted on

Para leer a los pitufos

Mientras los cines del mundo estrenan la lavada adaptación en 3D de los suspiritos azules del belga Peyo, un académico francés publicó en Francia un ensayo en el que rasca debajo de la ya mítica superficie azulada y baraja las hipótesis políticas que podría haber en esa comunidad de enanos estandarizados, de gorro frigio y líder rojo: el arquetipo de una utopía totalitaria impregnada de estalinismo y nazismo. Aunque cueste creerlo, las 177 páginas de El pequeño libro azul le han valido a Antoine Buéno no sólo un inesperado éxito editorial, sino también varias amenazas de muerte.

para continuar la nota 

 

Muy Interesante, igual #yoconfieso que, a pesar de todo, conservo mis sábanas de Los Pitufos porque me recuerdan a mis sueños infantiles.