CINE

First kiss

Posted on

Maybe the first kiss is the beginning of a relationship, i like to think about it

The Ward, John Carpenter

Posted on

Película prometedora.

La vuelta de un grande del cine de terror luego de 10 años, en los que, como cuenta él, en la entrevista de Los Inrockuptibles (#159 julio 2011), decidió alejarse del cine por la decepción que sintió en 2001 con “Fantasmas de Marte”.

Al principio algunos clishés hacen pensar que es una más.

Alguien que aparece de repente en la oscuridad, caminando por un pasillo.

La tormenta nocturna con su respectivo corte de energía.

Alguien en la ducha…

Pero el suspenso de la historia y la sensación de que se acerca algo hace que se acelere el curso sanguíneo y te mantiene en vilo la hora y 32 minutos que dura.

A la hora 04, tuve que pausar porque no se puede mirar comiendo y 3 minutos más tarde, definitivamente no comas!

No soy crítica de cine, pero me gusta…y mi puntaje para John es un 8.50.

Tal vez en pantalla grande hubiese sido más terrorífica….que se yo…ya ni sé que me asusta y que no.

Leído por ahí 16

Posted on

Para leer a los pitufos

Mientras los cines del mundo estrenan la lavada adaptación en 3D de los suspiritos azules del belga Peyo, un académico francés publicó en Francia un ensayo en el que rasca debajo de la ya mítica superficie azulada y baraja las hipótesis políticas que podría haber en esa comunidad de enanos estandarizados, de gorro frigio y líder rojo: el arquetipo de una utopía totalitaria impregnada de estalinismo y nazismo. Aunque cueste creerlo, las 177 páginas de El pequeño libro azul le han valido a Antoine Buéno no sólo un inesperado éxito editorial, sino también varias amenazas de muerte.

para continuar la nota 

 

Muy Interesante, igual #yoconfieso que, a pesar de todo, conservo mis sábanas de Los Pitufos porque me recuerdan a mis sueños infantiles.

Fina línea entre el artista y el mono tití

Posted on Actualizado enn

En agosto vi “El hombre de al lado”, la película de Mariano Cohn y Gastón Duprat, filmada en la casa Curutchet, única obra del magnífico Le Corbusier en Argentina y dirigida por nuestro genial Amancio Williams.

Fuimos a ver la película, un poco por las críticas leídas sobre la misma y otro poco para habitar imaginariamente este increíble paradigma de la arquitectura.

Soberbio, ególatra, trepado a un pedestal, bufón burlón de los demás, así se presenta el personaje de  Rafael Spregelburd, Leonardo, que refleja tal cual el modelo del diseñador rock star argento que “pegó” en el mercado. Falsos rock stars que por estar tan encerrados en su mundo, no pueden ver más allá de sus narices; y en este caso, no puede ver el ser maravilloso y divertido que vive junto a su casa, Víctor, interpretado por Daniel Aráoz.

La película está buenísima desde varios puntos de vistas.

“No todo lo que brilla es oro”, la familia de Leonardo, deja mucho que desear, todos encerrados en su propio planeta, sin mucho para compartir y con cero dinamismo familiar.

“Hazte la fama y échate a dormir”,  Leonardo vive de la gloria pasada, le cuesta volver a crear sin dejar de ser el rock star y sin dejar el peso de la fama, por lo tanto, se convierte en un ser crítico y estanco de creaciones.

“No prejuzgar”, Víctor sólo quiere los rayitos de sol que le sobran a Leonardo y gracias a eso, salva a su familia en un asalto. Pero claro, para Leonardo, Víctor siempre fue un “grasa convencido” y queda en duda el final (que no lo voy a contar).

Hay un sublime y sútil guiño de ojos a los espectadores arquitectónicos, cuando Víctor dice: -“¡Me mandaste un cuervo Leonardo!”

(Frase del título del tema “Rasputín” de Divididos)

25 años

Posted on Actualizado enn

Esta vez no voy a escribir de los 25 años que se me cayeron encima, así de la nada.

Esta vez les dejo el video de  los 25 años después, de una de las películas que más veces vi en mi vida y, que junto a E.T. son las primeras que recuerdo ver de chiquita.

Back to the Future

1985-2010