Kevin Johansen

Otra vez…

Posted on Actualizado enn

En un día tan gris como hoy.

Con las defensas peleando contra los virus.

Cuando el miércoles se consideraba perdido…

Recibo la primicia por sms…

6 DE JUNIO, en La Comedia, KEVIN + LINIERS + THE NADA nuevamente!!!!

Casi terminando el 12 de junio de 2009

Casi terminando el 18 de septiembre de 2009

Recuerden comprar el cd grabado en vivo en La Trastienda.

Gracias amigototote por alegrarme el día!

Ese asunto de sentirse bien y hacer que los demás también sientan bienestar

Posted on Actualizado enn

Hace ya un tiempo que escucho a una persona que escribe maravillas y las vuelca en su música con variedades de ritmo (disculpen sólo tengo oído heredado genéticamente, pero nunca toqué un instrumento entonces me cuesta expresarme sobre música).

Es de esa clase de música que me gusta oír a mí, que se pasa el disco una y otra vez, y no me cansa. Esas canciones que canto en todo momento. Esas canciones que muchas veces me hacen dibujar o escribir.

Lisandro AristimuñoRicardo Liniers SiriKevin Johansen Gracias Brend por regalarme esta imagen.

Hoy ese señor, que además tiene un programa radial en FM La Tribu, viene a Rosario a presentar su último disco doble “Las crónicas del viento”. Para inspirarse y escribir, Lisandro se fue a pasar un tiempo a Viedma, su ciudad natal, para hablar con sus padres acerca de su infancia. En uno de los discos toca con Los Azules Turquesas, su banda y cuenta con la participación especial de tres ídolos musicales de su infancia: Fito Páez, Palo Pandolfo y Diego Frenkel. El otro disco es más acústico, más tranquilo. En palabras de él:

“Mis viejos me contaban que cuando era bebé jugaba solo con mis cosas, creaba personajes, me colgaba a hablarle a las flores. No fui un niño muy activo, que estaba hinchando las bolas, jugando a la pelota con los amiguitos todo transpirado. Por eso para el disco acústico me dije: «okey, voy a ver si ahora también puedo jugar solo»”.

La soledad es una niña de la que Aristimuño se enamoró de muy chico. Una suerte de primer amor que nunca olvidó. “Creo que en algún punto yo intuía que toda esta cosa de la melancolía y la soledad que tiene mi música venía de muy atrás”.

Pobre del que se siente a mi lado, voy a cantar todo y sin vergüenzas.