Rafael Iglesia

Puente de Energías Positivas

Posted on

El 31 de marzo, publiqué una nota sobre una persona a la cual admiro muchísimo, Rafa Iglesia. Él sufrió un ACV, estuvo muy mal, lo indujeron en un coma farmacológico, lo quisieron sacar de ese estado y no podían, no reaccionaba. Pero la fuerza y la energía positiva de todas aquellas personas que lo conocen y admiran, hicieron que hoy se esté recuperando. De a poco, pero va hacia adelante, con garras.

Por esto, unámos nuestros protones y construyamos un puente de fe hacia Gustavo Cerati. Recuerdo estar en un recital de Divididos y que Ricardo pare de tocar y haga callar a la multitud que cantaban esa canción “Luca no se murió…” y sus palabras fueron (amo mi memoria, a veces):-“Todavía lloramos a uno, no jodan con otro”.

Rafa

Posted on Actualizado enn

Hoy como tantas veces, escribo desde la tristeza, la diferencia es que esta vez, sí publico y que la persona en cuestión, no es cercana mía, si no que es un gran arquitecto, rosarino por adopción, al cual admiro muchísimo y he defendido en cuanta oportunidad he podido.

Hace un rato me enteré que el Rafa está en estado crítico y el panorama no es alentador.  Lo primero que se me cruza por la cabeza es la única charla que tuve con él, una discusión en la calle sobre la iluminación que yo le pondría a un cartel de una clínica. Hablamos 10 minutos, de par a par, sin diferencias jerárquicas. Creo que hablé con él y no con el personaje.

Después vienen los recuerdos de sus obras. De la cantidad de trabajos y análisis que hice de ellas. Vienen sus textos, los cuales releo muy seguido porque me hacen repensar ciertos asuntos y porque además los relaciono una y otra vez con cosas totalmente diferentes. Después viene la inquietud sobre la charla del CREA del año pasado, que no dio. Se titulaba “Palabras, No Hechos”. Este título lleva un artículo publicado al poco tiempo por él en la revista Summa.

Mientras caminaba y escribía este post mentalmente, recordé la discusión que tuve con el arquitecto Eduardo (profesor de Historia III) cuando yo le decía que Rafa para mí era un genio, porque experimentaba y se atrevía al cambio; y Eduardo me decía que genio eran las personas que hacían esas cosas pero además vendían (en referencia a su edificio Altamira, que ahora se vende pero para oficinas). La discusión la gané yo, contestándole y citando palabras que el profesor había mencionado clases atrás. No vende, está fuera de reglamento, pero Rafa “no vendió el alma al diablo”, tal como vos no hiciste la casita con tejas azul francia. Eduardo se sorprendió de mi memoria.

También recordé cuando tuve que hacer la planificación urbanística de gran parte del centro y le dije al profesor de urbanismo, que yo iba a hacer tabula rasa en todo pero rescataba un edificio. Cuando me preguntó: -¿el Monumento? Le contesté: -No, es facho, dejame con el Altamira, que innova y sale del reglamento.

Siempre tuve conexión con la manera de proyectar de Rafa, porque transforma pensamientos teóricos en prácticas lúdicas. Porque va más allá de todo pensamiento estanco. Y porque los materiales “plebeyos” y los objetos ordinarios deben ser reciclados para otras funciones. Porque la frase que me viene a la cabeza para definir su accionar es “Todas las teorías son legítimas y ninguna tiene importancia. Lo que importa es lo que se hace con ellas”, de Jorge Luis Borges. Persona a la cual los dos admiramos y leemos y releemos.

Rafa, los que te criticaron ayer y hoy, son los que te venerarán de muerto. Lamentablemente vivimos en una sociedad, donde las personas son valoradas cuando ya no están, o sea cuando no pueden hablar y no se pueden defender. “Sólo una cosa no hay. Es el olvido” J.L.B.

Visto por ahí 2′

Posted on Actualizado enn

En Rosario, los muchachos pueden contar con Mingitorios fuera de lo standard. Creación del arq. Rafael Iglesia, para el pabellón de baños públicos en el Parque Independencia.

100_5628

(demasiado olorete esa mañana otoñal del 2008)