twitter

Posted on

“Volveré y seré miles de tweets”.

M.P.M.

(ante el reproche por mi desaparición en Twitter)

Música + Café

Posted on

Bong-yup e In-oh-Yoo han creado un prototipo llamado Appreso que es una cafetera que reproduce mp3, carga la batería de los celulares y de los reproductores y opera con Android.

@monoarania vía Twitter. Gracias!

Zombies en Malla

Posted on Actualizado enn

Si querés armar algo……

contarás con los twitteros #rosarinos


@juannoart@maria_lange@rosarioso – yo – @facus@AbbyFerrari@patitof@pvncho

Personalizando los tweets

Posted on

Para hacer más yo, a los tweets suelo agregarle caritas….ahí van algunas…

Yo: (o_O))

Yo cuando me acuesto con el pelo mojado o cuando hay humedad: {o_O}}

Yo con el pelo planchado: |o_O||

Yo cuando paso demasiado tiempo en la pc: {@_@}

Los pasos para pestañear:  ‘.’   -.-   _._   -.-   ‘.’

La igualdad: ♀+♀ = ♂+♂ = ♀+♂

Sonrisa

Posted on

Hoy llego 21.40 hs, luego de una extensa jornada de trabajo y de no estar ni en casa ni en la vida real ni en la vida 2.0, y me encuentro con una mención en twitter que me alegró, me emocionó y me sacó una sonrisa, de esas que no entran en la cara y comprimen los mofletes. Esas palabras que te empujan y te animan, cuando ya uno da todo por perdido.  ¡Gracias Paolita por tus palabras de apoyo! ♪♫ “Pero yo creo que después es un poco de cut y paste” ♪♫ así que acá va el tweet:

mi #FF para quien anda haciendo equilibrio para no zambullirse en el mar de la mediocridad, (y ella se llame desequilibrada) @PauliMorgavi

Visto por ahí 30

Posted on

Esto si que es llevar la arquitectura a flor de piel.

Diseños de Joshua De Monte

Gracias @patitof vía twitter.

Recital

Posted on Actualizado enn

Me gané una entrada para un recital reggae. (Gracias Todo Pasa). Como era un día de semana, hice una maratón después del estudio para llegar a casa, bañarme, cambiarme y casi volar hacia el Dixon porque la entrada anunciaba el comienzo para las 21.30 hs. Fui sola, para variar, y llegué puntual. Allí no había más de 20 personas, se veían las puertas cerradas y se oía a Alika en la prueba de sonido. Respirando hondo, me cruzo a comprar un pancho, ya que no había cenado ni merendado esa tarde. Era tan temprano, que tuve que esperar que se hagan las salchichas!

Pancho en mano, me paro frente a la ventana para ver y oír la prueba. Sola. S O O O L A. Mirando alrededor. Llega un colectivo con la gente de Israel Vibration. Entran ellos a hacer la prueba de sonido (!!!) y sale Alika, WTF eran las 22.00 ya!!! No era a las 21.30 hs!!! Pensé en volver a casa, pero que iba a hacer más que twittear. Así que habiendo notado, que la chica al lado mío también estaba sola, empecé a charlar. Finalmente a las 22.30, tras ver partir a Israel y llegar a los Alika, nos abrieron las puertas.

Me acomodé en la barra , con la idea de no levantarme más que para ir por cerveza, me dispuse a escuchar Alika, en realidad estuve haciendo fuerzas para tratar de entender ¡que cantaba! Ya que no se entendía nada, por mal sonido o por voz de pito, no sé. Finalizando este grupo ya se nos había incorporado un señor, que también había concurrido solo.

Contándome cosas que no me interesan, y si lo está leyendo, lo lamento, pero no me interesan muchos detalles de las personas que no conozco, por algo solo hablo superficialidades con NN’s; llegó el turno de Israel Vibration, una legendaria banda de Kingston, Jamaica. Focalizándome en las rastas de uno de los cantantes, que parecía una bufanda por su espesor, traté de disfrutar la música, a pesar del señor que cada 2 minutos, sí, 2 MINUTOS, me preguntaba si me gustaba!!! Señor, obvio que me gustaba, por algo participé del sorteo LPM!!!!

Tras la pregunta, si nos podíamos volver a ver, y mi “Asquerosa y Sincera” respuesta (que los que me conocen se reirían), vino otra que no recuerdo y luego ¿otra?. No sé, ya suficientes cosas para salir espantada e irme antes de que finalice.

Escurridiza fue la huida tras la entrega de la tarjeta personal de este señor, para que yo sepa quién era (¡cómo si me importara!), me dispuse a caminar por Pichincha, preguntándome por el futuro edilicio del ex bar Vando’s aparece un taxi. Me subo y sonaba Janis Joplin, pobre jovenzuelo, canté todo. Y así pasé el recital. Hablando con extraños y disfrutando a medias, ya que ir a un recital es casi como ir al cine. Vos, ¿le hablarías cada 2 minutos al que se sienta en la butaca contigua? WTF!