vecinos

Miércoles de buceo

Posted on Actualizado enn

Me había acostado vencida por un sueño que lo venía ignorando desde hacía una hora.

Dormí profundamente algunos minutos.

Tal vez sumaron horas, tal vez solo fueron un puñado de minutos.

Desperté porque había un sonido que no estaba en mi sueño.

Me quedé tendida en la cama, mirando el techo y analizando de donde provenía.

Me di cuenta que venía del baño.

Tomé coraje y me levanté, adentrándome en la oscuridad.

Fue una desilusión. Un enojo. Una ira se apoderó de mi ser.

Mi cerebro decidió actuar rápido y sin profundizar en cuestiones técnicas para no despertarme y retornar a mi cálida cama.

Ilusa que volvería a dormir. Pero no. ¡Cómo poder descansar con dos goteras pegando contra el fondo del balde de manera no simultánea!

Convertí los ruidos en una constante. Conté los segundos de diferencia entre ellos. Armé una melodía y me dormí, hasta que mi hermana me despertó: -“Vení a correr tu compu que se inunda el estar”.

Casi tumbo la puerta.

Los de arriba no están.

Tienen todo el dpto. inundado.

Nos cae agua por el cielorraso del baño, del estar y por el balcón.

En el piso de arriba está inundado el palier.

No podemos encender algunas luces, porque cae agua por las luminarias.

Y los de arriba no están.

Cortaron el agua, pero hasta que no sequen en el 12, nosotros estaremos buceando.

Un garrón mi segunda mañana libre en tantísimo tiempo. Nada que ver con la primera.

PD. Mientras subía esto, mi hermana me avisa que el baño está nuevamente inundado.

Juliii!

Posted on Actualizado enn

Hace ya más de un año que mi vecina inmediata de abajo me llama Juli. No sé de donde sacó que me llamo así, si toda esa parte de la secta de la torre me dice Pauli o Arqui.

La cosa es que no me animo a decirle. Me gritó en la calle alegremente una vez, y la saludé. Le preguntó a mi hermana, si era hermana de Juli (no hay chances de errarle, somos similares) y ella le contestó: “Mi hermana se llama Paula”.

Hoy subí en el ascensor con ella y su familia. Me dice:-“ ¡Te vi el domingo, disfrazada! Yo gritaba Juli! Juli! Y vos no me escuchabas”.

La verdad es que no la oí, si no la saludaba. Y también es verdad que no le dije, mi nombre es Sam, no Pauli jajajaja.

No sé cuando se lo diré, no quiero provocarle una desilusión. Para ella seré Juli hasta que alguien me diga Pauli mientras esté presente.

Siguiendo con el tema “nombre cambiado”, haciéndole el cv a la chica que limpia en el estudio, me doy cuenta que se llama Alejandra, cuando nosotros le decimos Mari. Ella nunca dijo:-“No me llamo Mari”. Pero mañana la increpo para que me diga la verdad.

Anexo:

Recién hablé con la chica, lo primero que le dije fue: -“¿Por qué te decimos Mari si te llamás Alejandra?”. Sorprendida me contesta: -“Yo me llamo María de los Ángeles”. Entonces le pregunto de quién es el cv que hice y me dice: -“De mi hermana. Se ve que me equivoqué de papelito”. Como no me puedo quedar callada le pregunté si sabía leer. Me dijo que sí pero que se confunde las letras. Pobre.

Vecinos’

Posted on Actualizado enn

#yoconfieso que tuve que morderme la lengua cuando bajé en el ascensor con el vecino tratado como un perro por su novia. Ya que estaba solo le iba a preguntar por qué se deja humillar así, pero  no, decidí que es mejor no meterme. Después de todo, él se tiene que dar cuenta del maltrato.

Vecinos

Posted on

No es la primera vez que quedo en el medio de una discusión entre una pareja de vecinos, que bien podría pasar como el reto de una madre malhumorada a su hijo. En realidad, no es discusión, es griterío y gran reto de ella hacia él. Lo viví varias veces, pero no dejo de sorprenderme y me cuesta entender un poco como una mina loca así, puede convivir con su novio. ¿¡Cómo y por qué se la banca!? Siempre quise preguntarselo. ¡Tan bajo está el valor y el orgullo de él que se deja tratar así en público! Todo el edificio la catalogó como la mandona y a él como al perro. ¡Pobrecito!